Buscar

El salario básico universal es posible y urgente

Itai Hagman, para Infobae. Leé la nota completa acá

Las transferencias de ingreso individuales podría permitir algo tan básico e importante como el fin de la indigencia en nuestro país. En un contexto de tanta desesperanza, representa una salida hacia el futuro





La derrota electoral del Gobierno en las PASO abrió el debate acerca de la orientación económica del Frente de Todos en el contexto de la profunda crisis provocada por la pandemia que se montó sobre la crisis que dejó el gobierno de Mauricio Macri. Es fundamental poner cabeza y recursos en todos los sectores de la sociedad que vieron su calidad de vida profundamente deteriorada en este tiempo. Así aparecieron algunas propuestas de implementar un sistema de transferencias de ingresos directa a la población. Desde la CEPAL se propone la instauración de transferencias de ingreso de carácter permanente con cierto grado de focalización en la población de ingresos medios y bajos con riesgo sistemático de caer bajo la línea de pobreza; la OIT propone la construcción de un Piso de Protección Social universal, aportando una mirada integrada de los sistemas de protección social y el mundo del trabajo; y hasta en un informe publicado en 2020 el FMI destaca la importancia de las prestaciones por desempleo y redes de protección social en el contexto de pandemia, incorporando la perspectiva de un ingreso mínimo garantizado, selectivo y condicional, como protección permanente. En esta línea, la iniciativa más recientemente implementada en la práctica es el Ingreso Mínimo Vital en España, que garantiza un piso de ingreso para la población más vulnerable.


Itai Hagman, para Infobae. Leé la nota completa acá